Abstracción (detalle).
Lola Massieu, ca. 1977

Las puertas de una isla

Guacimara Medina Pérez
Consejera de Cultura del Cabildo de Gran Canaria

La puerta, como abertura que nos permite entrar y salir, siempre ha sido considerada un símbolo universal que nos anima al viaje, nos aventura al misterio, a una realidad diferente. En esta ocasión la exposición “Isla de Arte. Una colección para el Museo de Bellas Artes de Gran Canaria” simboliza ese paso que nos abre y nos sitúa en el futuro Museo de la isla.

Conocer los entresijos del arduo trabajo que supone custodiar una colección pública de arte es necesario para comprender la magnitud de la misma. De ahí que la difusión del patrimonio y su puesta a punto para exposiciones e itinerancias implique preparar la colección para los traslados o replantear su exhibición en otras sedes. Por lo tanto, disfrutar de la obra colgada no es una tarea fácil aunque, eso sí, suponga una gran satisfacción comprobar que el esfuerzo de llevar las obras “fuera de casa” está recompensado por las críticas y el público que las visita.

Gestionar una colección de arte lleva consigo coordinar muchas funciones especializadas de las que se hacen cargo técnicos de distintos perfiles, con nombre y apellidos, a los que quiero agradecer el cariño y la profesionalidad puesta en estos cuatro años de apasionada y, por momentos, extenuante labor teniendo siempre una mirada constructiva, un horizonte común y un convencimiento admirables.

Manejar el patrimonio cultural es trabajar con un material altamente sensible y, una vez que una colección de arte se inicia el deseo por hacerla crecerla es imparable. Coleccionar no es una experiencia que se diluye con el tiempo, porque la creación artística no se atiene únicamente a parámetros mercantiles, y lo que un eje discursivo puede proporcionar es generar un orden respecto al tipo de piezas que van a conformar un acervo. En el caso del Cabildo de Gran Canaria se ha apostado por artistas conocidos y conocidas, populares o mainstream que conforman nuestra identidad cultural, porque si bien una obra tiene un valor por sí misma, también lo tiene porque forma parte de un determinado contexto marcado por sus dinámicas históricas, políticas, sociales y culturales.

Por eso, no es lo mismo mantener reservada una colección que es de todas y de todos, que generar propuestas para dar a conocer su valor simbólico, estético y artístico, a través de su apertura para exposiciones, investigaciones o documentación. No hay nada más contradictorio para el arte que mantenerlas “en silencio”, es decir, sin ser vistas. Pretendemos potenciar una colección profesional y que tenga un impacto público.

Esta iniciativa busca crear espacios de encuentro y comunicación vecinales, activar y hacer visibles los trazos que conectan simbólicamente los espacios patrimoniales proyectándolos tanto en nuestro presente como en nuestro futuro, generando otras vías para concebir y vivir nuestra isla, reveladas, compartidas y potenciadas mediante esta experiencia. La ciudadanía es fuente de inspiración, ellos son los agentes directos que posibilitan la continuidad en el tiempo de los proyectos culturales, sociales o urbanos. De esta manera nace un museo con vocación de ser un espacio vivo, transformador, abierto, sostenible, conectado con el territorio y con el momento actual en el que surge, un museo moderno, vanguardista y puntero, inserto en un espacio emblemático como el antiguo Hospital de San Martín.

El relato museístico será entonces trascendente para la comprensión de nuestro pasado y percepción de nuestro presente. Basta con echar un vistazo a las adquisiciones recientes para conocer las líneas que se están siguiendo con el objetivo de preservar un arte que, en cierta medida, también representa una memoria y un presente. A fin de cuentas, una colección de arte profesional, pública o privada, en teoría debe buscar los mismos objetivos.

El lugar que ocupa el Cabildo de Gran Canaria dentro de la adquisición de obras de arte y su contribución a la misma son, sin lugar a dudas, significativos. El privilegio de poder acceder a la colección pública más completa de Gran Canaria enaltece la idea de comunidad que se transforma mejorando como sociedad. Ese es el reto que nos hemos propuesto con esta exposición a la que damos la bienvenida.

Guacimara Medina junto al catálogo editado de la muestra 'Isla de Arte'.
Guacimara Medina junto al catálogo editado de la muestra 'Isla de Arte'. Foto: Ángel Medina.
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.