Dama romántica (detalle).
Luis de Madrazo y Kuntz, ca 1850

Horizontes múltiples. Siglo XX

'La espiga', Martín ChirinoEsta última sección de la exposición Isla de Arte se exhibe en su totalidad en el Centro Atlántico de Arte Moderno. Un gran apartado que recoge las estéticas ligadas con las vanguardias y otras formas artísticas de expresión relacionadas con la contemporaneidad. 

Desde piezas relacionadas con el surrealismo, con Juan Ismael y Óscar Domínguez como artistas destacados, a las nuevas formas de expresión desarrolladas a partir de mediados del siglo XX, cuando se produce en Canarias un decisivo esfuerzo por llevar a cabo una aproximación a la actualidad artística nacional e internacional.

Propuestas informalistas y expresionistas como las de Millares (Cuadro 111 de 1967), Martín Chirino (La espiga, 1957), Alejandro Reino (Abstracción, 1958), Luis Feito (Sin título de 1955), Rafael Canogar (Pintura nº 50 de 1959) o Antonio Saura (Retrato nº 100, 1960), entre otros. Lenguajes puramente cinéticos realizados por Eduardo Gregorio (Construcción cinética, ca.1960), Felo Monzón (Construcción, 1975) o Jesús Soto (Virtual Verdaccio, 1977); así como estéticas personales plenamente reconocibles, como las de Rafaely (Sin título de 1950), Jane Millares (El viento, 1959), Carmen Arozena (Agadir, 1961), Pepe Dámaso (La crucifixión de Juanita, 1968), Yolanda Graziani (Paisaje lunar, 1967), Juan Antonio Giraldo (Casi quinientos, 1976), César Manrique (Sexo calcinado, 1974), Tony Gallardo (Magma VII, 1979), Lola Massieu (Abstracción de 1977), Paco Sánchez (Sin título, 1984), Pino Ojeda (Paisaje, 1986) o Miró Mainou con Montaña Bermeja.

'Piano canario irregular', Juan HidalgoDentro de los movimientos artísticos contemporáneos, hay que destacar la importancia del Arte Conceptual, a partir del Grupo Zaj, con Juan Hidalgo (Piano canario irregular, 1997), Esther Ferrer (Piano Satie, 1979-2019) y Walter Marchetti (Música de cámara 168, 1990), al igual que las piezas de Richard Hamilton, Concha Jerez y Nacho Criado, que indagan y profundizan en la misma estética.

Del Grupo Espacio (Felo Monzón, Lola Massieu, Pino Ojeda y Rafaely, entre otros) al grupo Nuestro Arte, con artistas como Pedro González, María Belén Morales, José Abad o José Luis Fajardo, compartiendo la búsqueda por la innovación estética de nuevas realidades. Para acabar con la denominada Generación de los 70, un grupo heterogéneo de jóvenes creadores insulares que experimentan con diferentes lenguajes artísticos en los años de la Transición española, que acabarán marcando los caminos de la vanguardia plástica canaria en los años sucesivos. Artistas, por citar algunos, como Juan José Gil (Paralicia III, 1981), Fernando Álamo (Déjeuneur sur l’herbe, 1989), Juan Hernández (La flecha de Cupido, 1984), Juan Bordes (Historia Natural. Craneología, 1989) o Leopoldo Emperador (Poética de 1987).

Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.